Desde que el Social Media es Social Media el debate sobre el retorno de la inversión ha estado presente en el día a día del sector. La visibilidad, el brand awareness, los leads o el conocimiento sobre el consumidor son criterios que podemos incluir en la fórmula del retorno, ¿pero qué sucede con las ventas? ¿Se vende a través de Facebook? ¿Facebook genera negocio directo para las marcas?

No vamos a dar rodeos a la cuestión ni a teorizar demasiado. La realidad actual es aplastante. Hoy en día Facebook no es un canal destacado por las ventas… sin embargo, debemos interesarnos por su potencial ya que creemos que puede ser un canal importante en el futuro.

1. Entorno familiar.

Facebook es la traslación online de nuestro entorno social offline. Hasta aquí nada nuevo, pero vale la pena tener en cuenta este elemento ya que la decisión de compra sobre determinados productos está fuertemente basada en las opiniones de los demás (amigos o usuarios online). Facebook representa la convergencia del Zero y el First Moment of Truth, es decir, puede llegar a ser el entorno en el que nos informemos sobre el producto, leamos las opiniones de nuestros amigos/conocidos y hagamos la compra.

  • Learning 1: La marca debe vincular su tienda en Facebook a las opiniones de otros usuarios y permitirles valorar y comentar sobre los productos.

2. Vínculo con las marcas.

Por mucho que sea un entorno privado, los usuarios también se relacionan con las marcas y lo hacen en un plano muy diferente al que conocían hasta ahora. Las marcas hablan de productos y promociones pero también exploran territorios asociados a sus valores que permiten ampliar el conocimiento, el imaginario y fortalecer el vínculo emocional con el consumidor.

  • Learning 2: La marca no debería adaptar su campaña offline a Facebook. Facebook nos permite enfocar la experiencia de compra de manera ad-hoc y puede ser una buena herramienta de fidelización.

3. Volumen de usuarios

La perspectiva cualitativa ya ha quedado explicada, sin embargo no hay que olvidar el potencial cuantitativo. Con un volumen de 100.000 potenciales consumidores que siguen a tu marca, la conversión a compra debería resultar más fácil que en otros canales.

  • Learning 3: Una comunidad de fans es más que eso. Puede ser la forma de ampliar el CRM y establecer dinámicas de interacción/comunicación que generen negocio.

4. Facebook Credits

Ya hace bastantes meses que tenemos conocimiento acerca de los Facebook Credits, aunque parece que, por ahora, su uso no se ha extendido más allá de los juegos. Sin embargo, el potencial de Facebook como plataforma de ecommerce, reside también en esta modalidad de pago.

  • Learning 4: La visión de Facebook debería dar pistas a las marcas de cómo explorar las opciones de ecommerce. La anticipación en este sentido puede ser una gran oportunidad de negocio.

Facebook es ahora mismo la herramienta habitual de relación social para millones de personas en España. Que los consumidores empiecen a verlo como una plataforma para sus compras solo es cuestión de tiempo…

Las marcas que apuesten por integrar sus tiendas online en Facebook deberían considerar los siguientes puntos:

Paciencia. El ecommerce ha tardado más de una década en despegar (entre otras cosas, por culpa de la lentitud de las conexiones y el miedo y la desconfianza de los usuarios). Superada esa barrera, creemos que a Facebook le costará menos. Sin embargo, también todavía tiene que evolucionar la red social y el hábito de los consumidores para llegar a contemplar la opción de comprar a través de Facebook (cuando las marcas aporten valor añadido a la compra en este entorno).

Valor añadido. Integrar un catálogo en Facebook a través de una pestaña y terminar el proceso de compra en la web, no es Facebook Commerce. Si algo nos puede aportar Facebook es enriquecer el proceso con la aportación del Social Graph. La compra a través de Facebook debe ser una experiencia social.

Usabilidad. El ejercicio de look&feel y usabilidad deberá realizarse pensando en Facebook y en la forma de consumo de información de los usuarios. Las nuevas pestañas nos ofrecen mucho más espacio para facilitar la navegación del usuario.