Estar al día de los cambios en Facebook es esencial  para que nuestras marcas no sufran imprevistos en su presencia corporativa en la plataforma. En el mes de junio tendrá lugar uno de esos cambios importantes que debemos tener en cuenta: las aplicaciones desarrolladas en FBML dejarán de funcionar.

¿Qué es FBML?

El FBML fue la primera aproximación para una personalización avanzada de las Páginas de empresas en Facebook: FBML (Facebook Markup Language) es el framework que Facebook creó para poder servir contenidos personalizados en las pestañas de páginas directamente desde Facebook, sin necesitar un servidor externo para los contenidos (salvo imágenes u otros elementos). Quizás os suene la aplicación “Static FBML”, que en los inicios de  la plataforma servía como contenedor para la mayoría de las pestañas. El 1 de junio de 2012, todas esas primeras pestañas y muchas otras dejarán de funcionar. Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que las pestañas y aplicaciones que utilizamos en las Páginas de nuestras marcas en Facebook no estén hechas con este sistema. Que no ocurra como el pasado 1 de octubre de 2011 cuando Facebook empezó a exigir los certificados SSL: miles de aplicaciones, incluso de grandes anunciantes, dejaron de funcionar correctamente.

La vuelta del iFrame

El fin definitivo del FBML no es una noticia nueva. Ya en 2010, Facebook decidió dejarlo a un lado para potenciar la versatilidad del iFrame. Fue en realidad una resurrección del iFrame, elemento que realmente prometía quedarse obsoleto (la mayoría de webs de los años 90 lo usaban), pero que en este caso resultó ser más útil que el FBML, pensado para desarrolladores. A partir de junio del 2012 no hay marcha atrás: todas las pestañas en FBML deberán ser migradas a iFrame.

El proceso de migración

En su momento, el anuncio de la desaparición del FBML generó algunas quejas de usuarios no desarrolladores, que encontraban en este sistema una forma fácil de crear contenidos en tabs, y que vieron cómo debía entonces optar por aplicaciones de terceros o bien por contratar los servicios de agencias para poder seguir trabajando con tabs y aplicaciones. El proceso de migración de FBML a iFrame no es sencillo, ya que muchas aplicaciones deberán ser rehechas, con su correspondiente tiempo de adaptación y presupuesto. Con los recientes cambios en la Interfaz de páginas de empresas de Facebook, muchas marcas están aprovechando que deben cambiar sus pestañas al nuevo ancho 810px para, de paso, actualizar sus desarrollos para hacerlos compatibles con el nuevo soporte.

Facebook, como todas las plataformas sociales, es un escenario cambiante, y hay que estar bien actualizado (y saber actualizar en el momento adecuado). Sirva este post para dos objetivos: rendir homenaje al FBML y sobre todo advertir. Actualicemos todas nuestras pestañas y apps que aún están en FBML, y aprovechemos para sacar partido a la interconexión que nos da el iFrame.