Con este post iniciamos una serie de artículos relacionados con la gestión de campañas de Facebook Ads que nos llevarán a conocer qué son, cómo funcionan y, sobretodo, cómo podemos gestionar y analizar nuestros ads para conseguir la máxima efectividad y rentabilidad en nuestras acciones de captación.

Facebook es ya un medio esencial para los anunciantes, pero cada vez se aleja más de los medios convencionales por la evolución que su programa publicitario experimenta día a día. Los cambios más recientes tienen apenas una semana, ya que fueron presentados el pasado 29 de Febrero en el fMC junto a las novedades en las Páginas para marcas.

Marketplace y Premium

Recordemos que actualmente existen dos tipologías de Facebook Ads: Marketplace y Premium. El Marketplace es el sistema autogestionado que nos permite administrar los ads que vemos a la derecha de las Páginas mientras navegamos por Facebook. Cualquier marca puede acceder a esta tipología de anuncios por limitado que sea su presupuesto, ya que no exigen una inversión mínima.

Por el contrario, los Premium ads se sirven en la home y otras ubicaciones privilegiadas, son gestionados directamente por el equipo comercial de Facebook, y requieren una inversión mínima elevada. Es en este tipo de ads donde se han producido más cambios, que siguen la misma línea que los ya de por sí interesantes cambios en la plataforma y gestión de páginas: el contenido es la clave.

Novedades en Premium Ads

Reformulando los Premium Ads con nuevos formatos lo que se busca es, según al Director de Global Business Marketing, Mike Hoefflinger, que los anunciantes concentren sus esfuerzos en la historia que quieren contar a su target. “Nosotros nos encargamos del reach, la distribución y el engagement”, declaraba Hoefflinger en el evento del pasado 29 de febrero. El cambio principal en los Premium Ads es que, en lugar de mostrar creatividades específicas concebidas para ser anuncios, los nuevos ads convertirán en anuncios contenidos ya publicados en las Páginas de las marcas.

Están convencidos de que mejorando el contenido se mejora la experiencia de los usuarios en Facebook, y aseguran que se notarán mejoras sustanciales en el ROI de las acciones de su plataforma. Hoefflinger afirmaba: “Evolucionamos de ads a historias. Los ads vienen de cualquiera en cualquier parte. Las historias vienen de personas y elementos a los que estás conectado”. En definitiva: contenido e historias son lo mismo, y desde un punto de vista de comunicación, si los anuncios son buenos, las historias aún mejor.

La difusa frontera entre publicidad y contenido

La frontera entre publicidad y contenido se rompe una vez más, en un debate que se repite desde la época de los vídeos virales. El mismo “Me gusta” que un usuario hace sobre un contenido, lo hace ahora sobre un anuncio. Con una mayor inversión podemos hacer que el alcance de nuestras historias aumente, tomando como base un único contenido que ya ha funcionado en nuestra comunidad.

Las marcas que trabajan con tres agencias diferentes para medios, contenidos y desarrollos, deben replantearse el escenario. Estos cambios propuestos por Facebook, una vez más, inclinan la balanza hacia las agencias especializadas en Social Media, que integran los contenidos, los desarrollos de aplicaciones y la gestión de las campañas en medios sociales. Las agencias de medios más convencionales, expertas en la compra de soportes, siguen teniendo problemas para gestionar campañas vinculadas a comunidades en medios sociales, al no disponer de equipos especializados o las habilidades adecuadas. Ante estos nuevos soportes, en los que la frontera entre publicidad y contenido desaparece, muchas no sabrán adaptarse.

En los próximos posts de esta serie seguiremos profundizando sobre Facebook Ads: segmentación y pujas, creatividad, seguimiento y otros trucos y consejos para potenciar nuestras campañas en Facebook.