Hoy queremos centrar nuestra atención en la llamada Generación C (dependiendo del medio o del país la terminología cambia). En definitiva nos referimos a aquellos individuos cuya edad se comprende entre los 18 y los 34 años aproximadamente. Nosotros queremos re-bautizar a esta generación como “generación móvil” y os explicamos por qué.

¿Quiénes integran la generación móvil?

En un extremo encontramos a los más jóvenes del grupo que forman parte de la generación de los nativos digitales, es decir, aquellos que han nacido prácticamente con un ordenador, móvil, etc. bajo el brazo. En el otro extremo, llegando a los 35, tenemos a los más maduros, que han demostrado gran capacidad de adaptabilidad al nuevo ecosistema digital.

Por lo tanto, es una generación heterogénea ya que sus intereses, hábitos, poder adquisitivo, nivel de estudios o influencias socio-culturales no son iguales en un chaval de 18 que en una licenciada de 33. Pero al mismo tiempo son un grupo que representa el paradigma hacia el que nos dirigimos. Y por eso es fundamental estudiarlos. La adopción de nuevas herramientas moldea los hábitos de consumo de información y, al mismo tiempo, la “madurez” de la comunicación online influye en los hábitos de consumo en general.

¿Qué nos dicen las estadísticas?

Según un estudio publicado en Nielsen, en Estados Unidos la Generación C es la que más destaca en diferentes ámbitos de consumo digital. Representa el 27% de consumidores que ven vídeos online, el 27% de los que visitan redes sociales o blogs, el 33% de los que poseen un tablet y el 39% de los que usan un smartphone. Y este último dato es el más llamativo, puesto que el porcentaje les posiciona como el target mayoritario en consumo de información móvil. Una gran oportunidad para las marcas que se dirijan a este público, y no sólo a corto plazo.

Una oportunidad estratégica

Algunas marcas ya están lanzando canales dirigidos exclusivamente a esta generación, puesto que es un público receptivo y “virgen” en determinados aspectos. Ocupar un papel relevante entre este target ofreciendo los contenidos, herramientas y recursos adecuados es una estrategia inteligente pensando en el medio-largo plazo.

Un buen ejemplo de ello es el site orientado a esta generación LifeTuner de la organización sin fines de lucro AARP, en el que se aconseja a los usuarios sobre la gestión de sus finanzas. Incluye información práctica sobre algunos conceptos o palabras clave, consejos por ámbitos (educación, trabajo, familia, grandes consumo), un decálogo de prácticas esenciales (“gasta menos de lo que ingresas”, “ahorra al menos un 10%”…), así como historias reales, vídeos y otras herramientas.

Tendencia de futuro

Observar a la generación móvil no es fácil porque vive en constante cambio (de hábitos de consumo, de herramientas sociales, de nueva marca favorita…) pero es interesante ver estas tendencias que de algún modo nos anticipan. No en vano, los que ahora tengan 25 años, dentro de 20 tendrán 45 años, estarán casados, tendrán hijos y seguirán usando un smartphone, compartiendo en las redes sociales, leyendo blogs, porque lo han hecho toda su vida. Esta generación ha sido disruptiva al hacernos vislumbrar nuevos retos y oportunidades.

El futuro cada vez nos exigirá más atención, actualización e innovación, y a cambio nos dará mayores oportunidades, herramientas y puntos de contacto con nuestro target.