Do & Don't

Los concursos y promociones son una parte muy importante de la presencia de una marca en redes sociales, pero en nuestro día a día en el sector nos encontramos con que muchas marcas y agencias no están familiarizadas con las best practices y políticas legales de las diferentes plataformas.

Hoy nos centramos en Facebook y os damos 5 consejos sobre qué hacer y qué no hacer a la hora de llevar a cabo acciones promocionales en esta red social.

Concursos por votos

Pedir a los usuarios que generen contenidos alrededor de nuestra marca, ya sean fotos, textos u otro tipo de materiales, es una forma muy efectiva de generar engagement. Además, ese User Generated Content es un elemento muy valioso que podrá ser usado por la marca, si así se explicita en Bases Legales. Para dotar a este tipo de promociones de una mayor viralidad, normalmente se acompañan de una mecánica de votos.

NO: Jamás llevéis a cabo este tipo de concursos directamente en el muro de la Página. Además de ir contra las reglas de Facebook, desarrollar las promociones en el muro dificulta el control, la medición y la captación de datos personales.

SÍ: Este tipo de mecánicas siempre deben desarrollarse en una pestaña o aplicación. Es la única forma legal y también la más óptima, ya que permite un control de la participación (por ejemplo, facilitando la moderación previa de los contenidos), una mayor exactitud en la medición de resultados y, sobre todo, una recogida y gestión legal de datos personales, si este es nuestro objetivo.

Sorteos

El sorteo como mecánica de captación de leads es un tipo de promoción muy usado en marketing, y perfectamente aplicable a Facebook con el mismo objetivo, ya hablemos de fans y/o de datos personales.

NO: Es a la vez muy común y nada recomendable que el requisito para participar en el sorteo sea, simplemente, hacerse fan de la Página, sin ningún paso posterior. De esta manera, el usuario no tiene forma de aceptar unas bases legales del sorteo y la marca no tiene la oportunidad de recoger sus datos personales.

SÍ: Los sorteos siempre deben realizarse en pestaña o aplicación, y el formulario de recogida de datos debe incluir un check-box para que el usuario acepte nuestras bases legalesdonde indicamos, además de en qué consiste la promoción, cómo vamos a almacenar sus datos y cuál es el uso que les vamos a dar.

Aumentar la viralidad de la promoción

Sea cual sea la mecánica de promoción elegida, Facebook nos da una serie de herramientas para aumentar la viralidad de la acción impactando a los contactos de los usuarios que participen.

NO: Que una aplicación publique automáticamente en el muro, no solo va en contra de las reglas de Facebook sino que también puede ser considerado y marcado como spam por los usuarios, lo que aumenta exponencialmente las posibilidades de que la aplicación sea cerrada por Facebook, con el consiguiente daño para la marca al ver interrumpida su promoción.

SÍ: Siempre debemos pedir al usuario que sea él quien elija si quiere publicar una acción o no. Además, el contenido debe ser atractivo y creativo, para que los usuarios lo valoren positivamente, lo compartan de manera activa en sus muros y que sus contactos no lo reporten como no deseado.

Diseño y creatividad

Cualquier acción que se pueda desarrollar en una web puede desarrollarse en Facebook, donde se deben aplicar los mismos criterios de diseño y creatividad que aplicamos a los microsites de nuestras marcas.

NO: Encontrar que nuestra aplicación está siendo usada también por la competencia no es agradable, pero es algo muy común si elegimos pestañas y aplicaciones “de alquiler”, cuyo nivel de personalización es muy limitado, y la libertad creativa prácticamente nula. Aunque es cierto que el diseño es customizable, nunca podremos llegar a crear una aplicación creativa o rompedora con estos sistemas basados en plantillas.

SÍ: Los desarrollos de pestañas y aplicaciones a medida permiten niveles de creatividad y personalización ilimitados, y son la clave para que las acciones en Facebook de nuestra marca comuniquen eficientemente nuestra imagen, nuestros atributos y nuestro valor diferencial. Además, no solo ayudan a comunicar el posicionamiento de la marca, sino que pueden llegar a aportar publicity derivada de la labor creativa.

Uso de la cover

La cover o imagen de portada de nuestra Página de Facebook es un gran escaparate para comunicar las acciones de nuestra marca, pero también tiene reglas.

NO: Facebook prohibe expresamente el uso de “call to actions” en la cover, por lo que mensajes como “Hazte fan” o “Participa” no deben ser utilizados.

SÍ: Podemos adaptar la cover al look&feel de la promoción, y por supuesto incluir su nombre e incluso su claim.

¡Esperamos que estos 5 consejos prácticos sean útiles a la hora de plantearos vuestra próximas acción en Facebook!