Todavía hay muchas marcas que confían la gestión de su presencia en redes sociales a perfiles sin experiencia en comunicación ni en social media. Estos CMs principiantes trabajan muchas veces sin el apoyo de agencias o de perfiles de comunicación dentro de las propias marcas, y a menudo caen en un tipo de errores muy característico.

A veces, estos perfiles pueden llegar a entender la manera de comunicar en redes sociales y adaptarse a ella, pero otras veces cometen continuos errores que perjudican seriamente la imagen de la marca a la que representan. Hoy repasamos 5 de los errorres más cometidos por los CMs principiantes.

1. No definir un tono para la marca y mantenerlo

Definir un tono y voz para la marca es clave en todos los ámbitos de la comunicación, pero en redes sociales más aún si cabe, puesto que la comunicación es directa y constante. Algunos aspectos tan sencillos como si la marca usa emoticonos, si utiliza un lenguaje coloquial o más refinado, si habla a “vosotros” o a “ti”… son claves a la hora de formar y mantener la personalidad de una marca.

2. No cuidar la ortografía y gramática

Parece obvio pero no lo es: constantemente vemos perfiles de marcas grandes y respetadas que hacen un uso pésimo de la ortografía y la gramática en sus canales sociales, algo impensable e inaceptable en el resto de sus formatos de comunicación. Un perfil que no se preocupe por escribir correctamente no es el más adecuado para gestionar unos canales que requieren de una alta capacidad de respuesta inmediata.

3. Usar textos demasiado largos y abusar de los CTA

Cada medio tiene sus reglas no escritas en cuanto a formatos de texto. La limitación de caracteres de Facebook es más relajada que la de Twitter, por ejemplo, pero eso no significa que todo valga. Los status concisos, tanto en estructura como en extensión, son los que mejor funcionan. Es clave también no abusar de los call to action incluyendo más de uno por mensaje: “dale a Me gusta”, “haz clic”, “participa”, “compra”… cuanto más claro esté lo que pedimos al usuario, mejor.

4. No utilizar las imágenes adecuadas

Tan importante como los textos son las imágenes que los acompañan. Ya sean imágenes de producto, de campaña, de stock o realizadas por usuarios, las imágenes deben encajar con la personalidad de la marca y seguir unas pautas de tamaños y formatos adecuados a cada medio.

5. No mirar las estadísticas

Más allá de estos consejos, las estadísticas de cada canal son la mejor guía para entender qué funciona y qué no funciona en nuestra comunidad: si gustan más los status acompañados de imagen, si los contenidos largos son los menos vistos, si los status mal redactados reciben feedback negativo, cuál es la mejor hora para postear… Nuestra comunidad habla a través de los números, así que escuchémosla.