Para continuar nuestra serie de entrevistas a ponentes y colaboradores de Social Media Week Barcelona, tras Jaume Ripoll de Filmin  y Francisco Rábano de Yelp, hoy entrevistamos al equipo de la agencia de guionistas 12 Monos. 12 Monos nos acompañará en la jornada dedicada a la industria cultural y entretenimiento, con presencia en las conferencias “Entretenimiento transmedia: el papel de los directores anónimos de televisión” y “Twitter y televisión: lo cierto y lo simultáneo“.

1. ¿Cómo surgió 12 monos, qué os empujó a empezarlo, qué lo inspiró ?

12 Monos surge de la unión de 12 guionistas y creativos que en algún momento habíamos coincidido en una misma productora. Cuando esta empresa decide prescindir de nuestros servicios, decidimos seguir trabajando juntos y ofrecer servicios de guión y contenidos a otras productoras, agencias, editoriales, etc.

En un momento en el que muchas productoras están decidiendo reducir plantilla y externalizar servicios (entre ellos, los contenidos) creímos que era un buen momento para iniciar una empresa como 12 Monos. Así, aquellos que solicitan nuestros servicios, no tienen que asumir el coste que implica contratar un equipo entero de contenidos, y podemos ofrecer un producto de calidad gracias a los diferentes perfiles de los guionistas que formamos la empresa.

Si la respuesta es muy larga, también podéis resumirlo poniendo “El dinero”.

2. ¿Cómo valoráis el papel que ha jugado internet en la industria del entretenimiento y hacia dónde evoluciona?

Es algo que muy poca gente sabe, pero Internet es el futuro. Apuntaos esta frase.

Cada vez más, Internet tiene una mayor presencia en los medios de comunicación tradicionales, y viceversa. Aún falta para que los grandes grupos, marcas, agencias de medios y gente que pone el dinero (aaah, dinero…) acaben de dar el paso definitivo, e inviertan más en los contenidos digitales, pero poco a poco esta tendencia va cambiando. Creemos firmemente que en un futuro (esperemos que próximo) Internet será un canal con presupuestos y contenidos asimilables a los de los medios tradicionales y con mayor libertad y capacidad para llegar a públicos más amplios.

3. ¿Cómo creéis que ha influido Twitter en el mundo del guión?

Como todo, tiene su parte positiva y negativa. Por un lado, Twitter ha propiciado la sensación de que todo el mundo puede ser guionista (o periodista, o líder de opinión, o “emprendedor”, o…). Quizá la comparación esté muy gastada, pero Twitter es como una conversación de bar. Todo el mundo puede ser gracioso, o hacer un comentario ingenioso sobre cualquier tema. Pero luego hay unos mecanismos propios de cada oficio que hay que conocer. Todos hemos escuchado alguna conversación carajillera que ha acabado con la frase: “a ese niño lo que le hace falta son dos guantazos”. Bueno, vale, ahora contrástalo con un pedagogo, porque quizá (esperemos) discrepe con tu método educativo. En el ámbito del guión y los contenidos pasa lo mismo.

A su vez, Twitter ha ofrecido una herramienta maravillosa para dar voz a todos. Pero, no nos engañemos, la gente que utilizamos Twitter seguimos siendo una minoría. Las opiniones que se expresan en esta red social hay que tenerlas en cuenta, pero en su justa medida.

Por otro lado, la inmediatez que brinda Twitter, a veces, le pone las cosas difícil al guionista. Si cuando se emita el programa en el que trabajas tienes que ser original, muchas veces debes rebanarte los sesos para encontrar un comentario, reflexión o chiste que no se haya hecho ya. Si lo consigues, se podría decir que Twitter es un gran potenciador de la originalidad de los guiones. Si no, se podría decir que Twitter te está jodiendo la vida y que antes, escribir era más fácil. Por favor, que vuelva el Teletexto. Con el Teletexto esto no pasaba, se vivía mejor.

4. ¿Cómo creéis que afectará Internet en la medición de audiencias en un futuro no muy lejano?

Sin duda, una de las cosas positivas que ha aportado Internet a la industria del entretenimiento es que cada vez más se tiene en cuenta la opinión del espectador. Esperemos que esto conlleve a que los medios apuesten más por una audiencia cualitativa, en lugar de una cuantitativa, que es la base del modelo actual. Eso, creemos, permitirá ofrecer contenidos más atrevidos, orientados a segmentos de población más concretos y donde lo importante sea la vinculación de la audiencia con el contenido.

5. En redes sociales, ¿seguir o ser seguido?

Depende del uso que se le dé a la red social en cuestión. Si se utiliza como una herramienta de promoción, siempre es mejor ser seguido. Si se utiliza como algo con lo que estar informado o entretenido, cuantas más fuentes, mejor.

6. ¿Like o RT?

RT. Un RT siempre te da más visibilidad.

7. ¿Wordpress o Blogger?

WordPress. Aunque cada vez menos, WordPress es más completo. Con Blogger, en 3 minutos puedes tener un blog. En WordPress, por lo menos, son 5. Esos dos míseros minutos se traducen en “Eh, este tío ha dedicado 120 segundos más en hacer su blog; va en serio”. Blogger es como el recurso fácil… Es la misma diferencia que  tener un abogado cuyo e-mail es franciscojose73bcn@yahoo.es o departamentolegal@justiciaabsoluta.com.

8. ¿YT o Vimeo?

Youtube, por el mismo motivo: la capacidad de llegar a más gente.

9. ¿Repin o reblog?

Ufff… Ni uno ni lo otro. Quizá hay una sobresaturación de redes sociales. Creemos que es más efectivo publicar en Twitter si una imagen o un blog nos ha gustado, que hacerlo desde la propia red social. Simplemente, una vez más, por el hecho de llegar a más gente.

10. Por útlimo, ¿cuál es vuestra red social? 

Para lo bueno y para lo malo, Twitter. Por su inmediatez, por su concisión, por su alcance… Hasta que salga otra red social que funcione mejor. Como el Teletexto. Por favor, vosotros que tenéis más mano en esto: haced que vuelva.