ASO
Uno de los términos más de moda este año es el ASO, o Application Store Optimization (optimización de las aplicaciones móviles en sus marketplaces). Esta optimización consiste en mejorar los factores que determinan que el usuario elija una aplicación sobre otra: que esta aparezca en los primeros resultados de búsqueda de los marketplaces de apps (Google Play, App Store…) y que tenga buenos ratings.

El ASO no es nuevo: empezó con los propios marketplaces y, al igual que el SEO o el YouTube SEO, lo hemos estado llevando a cabo en muchos casos de forma inconsciente desde las primeras apps.

Al igual que ocurre con el SEO, las fronteras del ASO son un poco difusas, y combinan técnicas on-market y off-market para conseguir el objetivo común: visibilidad y eficiencia, que acaban convirtiéndose en instalaciones. A su vez, más instalaciones generan más visibilidad, por lo que estamos ante un pez que se muerde la cola. En algunos casos, obtener buenos resultados implica acompañar la optimización con inversión en captación (igual que con el SEM frente al SEO), pero que en el caso de marketplaces de apps, el efecto sobre buscadores de esta inversión es mucho más directo.

De las mejores técnicas in-market ya se ha escrito mucho y bien (por ejemplo en este fantástico documento de la IAB) pero nos gustaría aportar un poco más en nuestro campo. Eso sí, sin técnicas black hat de dudosa legalidad como los servicios “oscuros” de compras de reviews, ratings y descargas, que lógicamente abundan también en esta disciplina.

Aumentar el volumen de descargas…

Facebook y Twitter (cada vez más) se presentan como medios muy eficientes para conseguir instalaciones, tanto mediante campañas como de forma orgánica. Con las campañas podemos establecer costes por instalaciones y no arriesgar nuestro presupuesto para hacer una pequeña prueba, segmentando bien por dispositivo e intereses. Los que prueban, repiten.

Y no olvidemos dos armas vitales para conseguir optimizar al máximo nuestros recursos: el retargetting y las custom audiences, que nos permitirán reducir drásticamente el coste por instalación. Otro uso interesante de estas herramientas es el evitar la pérdida de usuarios cuando hacemos un major update de nuestra app o añadimos otra versión o evolución en el market.

… mejorando la calidad de los usuarios y su lealtad…

Son muchos los clientes que nos comentan que obtienen mejores datos de lealtad y usos de aquellos usuarios que han accedido a la app a través de medios sociales (sea vía campaña o de forma orgánica) que los meramente orgánicos. En parte debido a la segmentación que podemos realizar o a la asociación de intereses.

A su vez herramientas como Facebook, cada vez más ponen a disposición de los usuarios nuevas analíticas para medir la calidad de los usuarios que usan nuestras apps. Recientemente han lanzado herramientas para monitorizar la retención muy interesantes.

retention

… y aprovechando el grafo social.

Y finalmente, no olvidemos las propias herramientas que nos dan los SDK de las diferentes redes para conectar nuestras apps entre amigos, y a través de notificaciones y conexiones, poder ampliar el alcance y rendimiento de cada una de las instalaciones que obtenemos, ya que al final no se trata únicamente de instalaciones, sino de fidelización, y ese debería ser el auténtico objetivo de nuestra estrategia.

Si quieres saber cómo sacarle partido al ASO, contacta con nosotros aquí.