610x325-01

En campañas que incluyen vídeo, son muchas las ocasiones en las que los usuarios son impactados por las marcas de idéntica forma sea cual sea la plataforma desde la que estén recibiendo el mensaje. Habitualmente, la pieza difundida a través de la televisión suele ser el elemento principal alrededor del que giran las adaptaciones para otros canales. El problema sucede cuando dicha pieza se impone en cualquier canal, sin considerar la forma que tienen de interactuar los usuarios con estas plataformas.

Algunas marcas siguen empeñadas en separar el mundo online del offline, olvidándose de la importancia de construir una estrategia común que integre ambos canales y que multiplique las posibilidades de éxito del mensaje de marca.

Creación de material susceptible de ser compartido

Con frecuencia, la preparación de las piezas se realiza centrándose en su emisión a través de la televisión. En los rodajes no se contempla la posibilidad de crear material más idóneo para canales sociales. Con la grabación de piezas demasiado largas, se desaprovecha la oportunidad de preparar material extra susceptible de ser compartido, como por ejemplo fotografías. Extraer frames de un vídeo puede provocar la pérdida de calidad de las imágenes. Así mismo, hoy en día las diferentes plataformas cuentan con formatos que facilitan la difusión de vídeo, como Vine o Twitter, que permiten realizar grabaciones de hasta 6 y 30 segundos, respectivamente, o los nuevos vídeos en loop infinito de Instagram.

Aprovechamiento de nuevos formatos en redes sociales

En otras redes sociales como Facebook y Twitter, también contamos con formatos que permiten la difusión de vídeo a gran alcance sin necesidad de invertir grandes presupuestos. Sin olvidar Youtube, cuyo formato publicitario “Pre-Roll” suele saturarse de piezas de 20 ó 30 segundos creadas para ser difundidas por televisión. Es básico tener en cuenta las particularidades del preview del anuncio para optimizar la transmisión del mensaje.

Utilización de herramientas mejor adaptadas a los canales

Las plataformas se encuentran en constante evolución, ya no se trata únicamente de la divulgación de vídeos e imágenes como tal. Las posibilidades se han multiplicado y la variedad de opciones enriquece las oportunidades de comunicación, así contamos con materiales como: gifs, loops, cinemagraphs, microvideos, stop motion, fast forwards, etc. En el caso concreto de los gifs, su desarrollo viene potenciado por plataformas como gfycat y el propio imgur, gracias a html5.

cinemagraph

Orientación a contenido responsive

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es dónde consumen los usuarios estos contenidos. El concepto “second screen” ya no es ninguna novedad, absolutamente cualquier material debe estar adaptado y optimizado para mobile. El consumo generalizado de internet a través de dispositivos móviles gracias a las nuevas tarifas planas, conexiones 4g y wifi, facilitan e invitan al usuario a consumir contenido desde su móvil o tablet.

En una atmósfera en la que conviven los medios online y los offline, las marcas deben tener presente que ninguno de los dos puede sustituir al otro. La sinergia entre ambos ha de ser la clave a la hora de desarrollar e implementar la estrategia global. Si se pretende contar con una ventaja competitiva y duradera será necesario saber aprovechar las opciones de cada uno de los medios a la hora de optimizar sus mensajes.