Se acerca el primer periodo vacacional del año y como profesionales en el sector internet, sabemos que nuestro lugar de trabajo funciona 24 horas al día todos los días de la semana. Ante esta situación y como agencia de comunicación social donde la mitad de la plantilla son expertos en Community Management, siempre que llegan estas fechas se nos plantea la misma duda, ¿cómo organizamos nuestras vacaciones? Y la respuesta es: todos hacemos vacaciones excepto la agencia.

Organizamos backups

Semanas antes de los periodos vacacionales nuestros communities, que trabajan en equipo diariamente, realizan formación y pasación de sus cuentas a otros compañeros de la agencia para establecer turnos de vacaciones. De esta manera, se pueden disfrutar tranquilamente de los días de fiesta sabiendo que un compañero está perfectamente preparado para gestionar y atender las dudas o posibles inconvenientes que puedan surgir tanto por parte de los usuarios como de nuestros clientes.

Hacemos uso puntual de herramientas de publicación programada

Según el grado de implicación en el proyecto y el momento del año en el que se da lugar el periodo vacacional, un responsable de cuenta es posible que necesite estar conectado o comunicar más intensamente algún tipo de acción o mecánica para su marca. Aunque no somos muy partidarios del uso generalizado de estas herramientas, sí reconocemos su utilidad puntual. Para asegurarnos que en un día de vacaciones y en una franja horaria determinada podamos publicar, programamos los textos con una herramienta automática. El responsable siempre sabe que, cuando vuelva a tener acceso a Internet tendrá que chequear tanto la subida como el feedback de ese comunicado y comprobar que es correcto.
Algunas herramientas podrían ser: Hootsuite, Tweetdeck, Sendible y Buffer.

Somos usuarios de Smartphones

Algo imprescindible para los que trabajamos en Social Media es disponer de un smartphone o dispositivo con conexión 3G. Es casi una extensión de nosotros y una de las mejores herramientas para un profesional de redes sociales.
Permite, por un lado, estar en contacto con compañeros de la agencia de la misma forma que con nuestros clientes y, por el otro, nos otorga la capacidad de consultar nuestras tareas de forma rápida y fácil. Un gestor en redes sociales está muy conectado con su comunidad, así que es una buena forma de permitirle gestionar imprevistos o chequear sus páginas para mayor tranquilidad, sin invertir demasiado tiempo y no romper el descanso vacacional.

Un buen truco es utilizar alertas y notas de texto, bien para las horas de estatus programados como para el seguimiento de aplicaciones. Así, si vemos que la publicación ha fallado, en cuestión de segundos podemos copiar el texto de la nota y publicarlo directamente nosotros mismos sin alterar la comunidad ni a nosotros mismos.
La responsabilidad de un CM apasionado por un medio tan vivo y activo como las redes sociales va más allá de las horas dedicadas en la oficina, sabemos que ante todo somos personas que necesitamos desconectar y disfrutar del descanso, pero también hemos desarrollado a una manera de vivir conectados y muy unidos a nuestros usuarios. Por eso, muchas veces cuando viajamos, nos los llevamos también con nosotros.

¡Os deseamos unas felices vacaciones sociales a todos!